ACCESO


image

Sostenibilidad

Home | Sostenibilidad

¿Qué son los neumáticos fuera de uso (NFU)?

Los NFU son neumáticos que han alcanzado el final del ciclo de vida del producto. Se trata de neumáticos desgastados, con grietas o dañados que no se pueden reconstruir y ya no son adecuados para el fin para el que han sido realizados. La gestión de los NFU es un tema de gran importancia y en consonancia con nuestro enfoque respecto a la sostenibilidad. Recuperar los NFU comporta una diminución de los residuos. Además, representa un recurso de valor para el carburante u otros materiales. Como fabricante de neumáticos escrupuloso, deseamos proporcionar algunas directrices relativas a la manipulación, el almacenaje, el reciclaje y la recuperación de los NFU.

¿Cómo manipular y almacenar los NFU?

Almacenar los neumáticos fuera de uso en un lugar que esté protegido contra la lluvia, ya que la acumulación del agua de la lluvia comportaría la reproducción de mosquitos en el interior del neumático.

De la misma forma, los neumáticos fuera de uso no se tienen que almacenar en zonas pantanosas, llanuras aluviales, cerca de barrancos o de cualquier otra superficie con pendientes pronunciadas.

Quemar los neumáticos en un espacio abierto o de forma incontrolada en cualquier lugar, daña el ambiente y por tanto está prohibido por muchas legislaciones.

Los pararrayos se tienen que colocar a una distancia segura de las pilas de neumáticos.

Hay que tomar adecuadas precauciones contra los incendios intencionales o accidentales de las pilas de neumáticos en el área de almacenamiento.

Hay que instalar un número adecuado de dispositivos para la prevención de los incendios. Además se puede utilizar arena y tierra para cubrir los neumáticos incendiados; mientras que el agua se puede utilizar para humedecer los neumáticos no incendiados con el fin de prevenir que ardan.

Se aconseja la predisposición de una adecuada zona tampón en el área de almacenaje con el fin de aislar cualquier incendio intencional o accidental.

Prever una via de acceso para vehículos de emergencia en las áreas de almacenamiento de neumáticos y entre las pilas de neumáticos.

Composición de un neumático fuera de uso

Un neumático está compuesto por diferentes materiales según la tipología específica del neumático, que incluyen:

46–48% goma

25–28% negro de carbón

10–12% acero

10–12% aceites y agentes vulcanizantes

3–6% hilos y tejidos sintéticos

Ciclo de vida del neumático

Recuperación y reciclaje de NFU

Cuando un neumático llega al estado de NFU, hay que implementar un adecuado sistema de gestión de los residuos. Es importante que la recuperación y/o la eliminación final se realicen de forma ecológicamente correcta. Los NFU se pueden demoler de forma ecológica utilizando los materiales obtenidos para otros fines.

Generalmente, un NFU se puede dividir en tres clases de producto:
gránulos de goma
inserto de acero
insertos de hilo y tejidos sintéticos

Reciclaje a través de la transformación de los neumáticos de descarte en polvo de goma

Proceso de reciclaje - pirolisis

En las plantas especiales de pirolisis, los NFU se separan principalmente carbon black (negro de carbón), hidrocarburos y acero, mediante la descomposición térmica y química. A continuación los componentes se pueden volver a utilizar o reciclar.

¿Para qué se pueden utilizar los neumáticos fuera de uso?

Los NFU pueden representar un recurso de carburante de bajo coste si se colocan cerca de los consumidores de carburante de dimensiones grandes, como por ejemplo una central de energía o una fábrica de cemento. También se pueden procesar rápidamente para una serie de diferentes proyectos de construcción.